jueves, 12 de noviembre de 2015

Comentario de texto literario

Comentario de texto literario
Hecho por Paula Desiré, 1ºBachillerato D

A/mi/gos/ y /va/sa/llos / de/ Dios/ om/ni/po/ten/te14(7+7) A
si es/cu/char/me /qui/sie/rais /de/ gra/do a/ten/ta/men/te 14 (7+7) A
yo os/ que/rrí/a /con/tar/ un/ su/ce/so ex/ce/len/te: 14 (6+1 y 7) A
al /ca/bo/ lo/ ve/ré/is /tal, /ver/da/de/ra/men/te14 (7+7) A

Yo,/ el /ma(se junta para hacer 14 SIL.)es/tro/ Gon/za/lo/ de/ Ber/ce/o /lla/ma/do
14 (7+7) B
yen/do/ en/ ro/me/rí/a/ ( se rompe por CESURA) a/ca/e/cí en /un/ pra/do 14 (7+7) B

ver/de,/ y /bien/ sen/ci/do,/ de/ flo/res/ bien/ po/bla/do14 (7+7) B
lu/gar /a/pe/te/ci/ble/ pa/ra el/ hom/bre/ can/sa/do14(7+7) B

Da/ban/ co/lor/ so/ber/bio /las/ flo/res /bien /o/lien/tes
14 (7+7) C

re/fres/ca/ban /al/ par/ las/ ca/ras/ y/ las/ men/tes14 (6+1 y 7) C
ma/na/ban/ ca/da/ can/to/ fuen/tes /cla/ras/ co/rrien/tes14 (7+7) C
en/ ve/ra/no/ bien/ frí/as, /en/ in/vier/no/ ca/lien/tes 14 (7+7) C

Este fragmento que nos disponemos a analizar es una obra de Gonzalo de Berceo.  Como sería  absurdo realizar un resumen (ya que solo son tres párrafos y no tiene un argumento definido), empezaremos por la contextualización.
Gonzalo de Berceo es el primer autor que firmó una obra escrita en castellano (es decir, el primer escritor castellano con conciencia de autoría) y lo hizo en el siglo XIII. Este siglo corresponde a la Alta Edad Media, caracterizada por un fuerte teocentrismo que vemos presente en el texto (simplemente en el primer verso ya menciona a Dios, además hay unas claras metáforas de la Virgen de las que hablaremos más adelante)
Esta obra pertenece a la escuela del mester de clerecía. Esta, estaba compuesta por escritores cultos (clérigos, los dueños del conocimiento en la época) como es el caso de Gonzalo de Berceo. De hecho, hay quien piensa que Gonzalo de Berceo era un mero traductor de escritos en latín, lo que nos indica que tenía un nivel culto para una época donde la mayoría de la población era analfabeta. Esto, nos lleva a pensar en el mester de juglaría (donde no ocurría esto), ahí, era el propio pueblo llano el que escribía los escritos. Sin embargo, ambos “mesteres” estaban hechos para la gente del pueblo llano (mayormente analfabeta) es por eso que ambas tienen recursos de oralidad que veremos más adelante.
Mirando la estructura externa de este texto compuesto en verso nos podemos encontrar con una estrofa típica del mester de clerecía, la cuaderna vía. Esta se compone de cuatro versos alejandrinos (de catorce sílabas con una cesura en la mitad, así que de arte mayor) con rima consonante, como son los que aparecen en este fragmento. En épocas posteriores, el mester de clerecía no será tan exigente en cuanto a esta estrofa, como es en el caso del Libro del Buen Amor.
El tema de este fragmento es la Virgen María, porque todo el texto es una metáfora hacia su pureza (se explica en el siguiente párrafo). Yo diría que esto es solo un fragmento de una obra, ya que es una introducción alegórica (comúnmente utilizada por Berceo al introducir la composición) pero no llega a tener ningún nudo ni desenlace. Probablemente pertenezca a la serie de “obras marianas”, que son las que compuso Berceo en las que se habla de la Virgen María.
Berceo utiliza muchos recursos literarios en este poema. El primero que cabe de destacar es el llamado Locus Amoenus (representación de un lugar idílico con una naturaleza idílica) que será el presente en la introducción alegórica (lo vemos en versos como “prado verde, y bien sencido, de flores bien poblado, lugar apetecible para el hombre cansado). Esta introducción, a su vez, es una metáfora de la Virgen María y su pureza, lo vemos en que en versos como en “claras corrientes, en verano bien frías, en invierno calientes” donde se narran sucesos imposibles, milagros hechos por la Virgen. Esto nos da una idea del teocentrismo de la época. Otra característica son los recursos de oralidad, como los utilizados en el primer verso: “Amigos y vasallos (…) si escucharme quisierais” donde se está dirigiendo a un público. Y es que, estas obras estaban concebidas para ser leídas a un público de pueblo llano. Por eso, también se emplean términos familiares (como la palabra Amigos) que hacen el texto más ameno.
El lenguaje es más complejo que el utilizado en el mester de juglaría (yendo en romería acaecí en un prado) teniendo estructuras sintácticas más complejas que un presente de indicativo. El último recurso utilizado por Berceo que mencionaremos será su propia mención. Este hecho nos demuestra la conciencia de autoría que tenía y además crea de esta manera una cierta función propagandística sobre él mismo.
En resumen, este fragmento de obra escrito por Gonzalo de Berceo es una metáfora de la Virgen y de su pureza (didactismo teológico) que pertenece al género del mester de clerecía.


Hecho por Paula Desiré

No hay comentarios:

Publicar un comentario